Bienestar

Mimar el cuerpo.


_ Cuando la duda está entre practicar deporte nosotros mismos o abandonarnos a que otros cuiden nuestro cuerpo _

Basta con caminar, correr o andar en bicicleta para sentirnos mejor mientras conocemos las ciudades desde otro ángulo

Los aficionados a practicar deporte están de enhorabuena. En las ‘cool cities’ no faltan opciones para activarse. Pueden unirse a los ciudadanos locales en la práctica de las modalidades náuticas: natación, vela, wind-surf, piragüismo, ‘Stand Up Paddle’, submarinismo,… y, por supuesto, el surf. Muchas playas son idóneas para refrescarse cabalgando olas sobre tablas.


¿Y si preferimos golf o equitación? También hay instalaciones. Aunque también baste con caminar, hacer jogging o pedalear en bicicleta para sentirnos mejor, al tiempo que conocemos las ciudades desde otro punto de vista.
Los visitantes más perezosos también están de enhorabuena, que se encuentran en tierra de balnearios. Ya en 1912 inauguraron el de La Perla del Océano, al pie de la playa de La Concha (San Sebastián). Allí continúa desde entonces La Perla Centro Talaso-Sport, manteniendo la tradición de utilizar agua marina para la tonificación física y el relax, pero aplicándole nuevas tecnologías.


Cuidar el cuerpo con circuitos termales y tratamientos de salud, belleza y  bienestar es un lujo al alcance de la mano. En A Coruña, Termaria Casa del Agua ofrece 43 tipos de masajes y tratamientos junto a la piscina activa de agua marina más grande de Europa. En el paseo marítimo de la misma ciudad, el balneario y centro de fitness Metropolitan La Solana se extiende por 28.000 metros cuadrados.
La duda será si abandonarnos a los beneficios del agua y los masajes en estos centros o si activarnos y practicar algún deporte… O quizás hacer ambas cosas